A los efectos de lo previsto en la ley orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal, Common Sense informa al usuario de la existencia de un fichero de datos de carácter personal creado por Common Sense y bajo su responsabilidad, con la única finalidad de facilitar información, relacionada con los contenidos de esta web,  a aquellos usuarios que faciliten sus datos personales a Common Sense.

Common Sense precisa de los usuarios, que estén interesados en recibir información, los siguientes datos: nombre y apellidos de la persona de contacto, clave de acceso, número de teléfono de contacto, dirección de contacto y / o dirección de correo electrónico. Ningún tercero ajeno a Common Sense podrá acceder en ningún caso directamente, sin el consentimiento expreso del usuario, a sus datos personales.  Al completar el formulario de alta y enviarlo, el usuario acepta que Common Sense le remita información sobre los servicios y productos seleccionados. Al facilitarnos sus datos, el usuario  declara a Common Sense que estos datos son veraces.

El usuario, y en su caso quien lo represente, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, oposición y cancelación por correo electrónico o mediante solicitud escrita y firmada dirigida a Common Sense. Dicha solicitud deberá contener los siguientes datos: nombre y apellidos del usuario personal, domicilio a efectos de notificaciones, fotocopia del documento nacional de identidad o pasaporte, y petición en que se concreta la solicitud. En caso de representación, deberá probarse la misma mediante documento fehaciente.

Common Sense se compromete al cumplimiento de su obligación de secreto de los datos de carácter personal y de su deber de guardarlos, y adoptará las medidas necesarias para evitar su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado, de acuerdo con lo establecido por el reglamento de medidas de seguridad de los ficheros automatizados que contengan datos de carácter personal, aprobado por el real decreto 994/1999, de 11 de julio.

Common Sense señala la no existencia de “cookies” en su página web.